HABLANDO ADVAITA – BLOG

Tan sólo tenemos el anhelo de Verdad que mora en nuestros Corazones en forma de luz eterna.

 

 

Sábado, 27/02/21   09:00 h.

Anatomía sutil, II

Mientras que en la anatomía densa la pregunta que el ego suele plantear es: «¿Por qué a mí?», en el nivel donde la anatomía sutil aparece, la pregunta es de carácter esencial: «¿Para qué? ¿Qué sentido tiene esto que me sucede? ¿Qué he de aprender con esta experiencia?».

Sin duda que la profundidad alcanzada en sukshma saharira, el cuerpo sutil, es mayor. De ahí que aparezca un cuestionamiento diferente, ya que el nivel de frecuencia vibratoria y consecuente comprensión es otro, aunque todavía resulte insuficiente.

A primera vista shuksma saharira puede parecer más evolucionado, y de hecho lo es. Sin embargo, en tanto que buscadores espirituales no es el final del camino, aunque sí un peldaño fundamental por el que es necesario transitar.

Sukshma saharira, se compone de tres envolturas: pranamaya, manomaya y vignanamaya koshas; envolturas de prana o energía, la envoltura mental, donde habitan los pensamientos y emociones, y finalmente la envoltura psíquica, donde se encuentra ahamkara, el ego o percepción de «yo».

Estas tres envolturas constituyen lo que en Occidente se conoce como cuerpo astral o sutil. En este cuerpo interactuan los chakras: manipura, anahata y vishuddi, creando el sentimiento. Sabido es que un sentimiento se compone de la interrelación entre una sensación física (centro motor), una emoción (centro emocional) y un pensamiento (centro intelectual).

Del mismo modo que en el cuerpo denso la atención se proyecta hacia el mundo exterior, en el cuerpo sutil la atención se dirige hacia el mundo interior. Ambos mundos, exterior e interior, son ilusorios, por mucho que al ego le guste creer lo contrario.

Suponer que se ha avanzado en la experiencia espiritual porque se tenga consciencia del mundo interior es una suposición tan falaz como habitual. Desde luego que no es así, pero al ego le gusta creerse ser lo que no es. Por este motivo, es imprescindible continuar profundizando en la investigación.

Sukshma saharira, se corresponde con swapna, el estado de consciencia con el que se entra en el nivel subconsciente. Es hermoso observar cómo los diferentes cuerpos están directamente relacionados con los diferentes estados de consciencia o dimensiones.

En el nivel subconsciente se encuentra una inmensa capacidad creativa. También es el gran almacén donde permanecen guardadas todas las impresiones latentes o samskaras en forma de recuerdos, los cuales pueden verse convertidos en traumas y bloqueos.

Transitar por la ciénaga del subconsciente requiere el valor de un guerrero. Grandes tesoros nos aguardan, pero también grandes peligros. Entre todos ellos, el principal es el del extravío. Deseos y aversiones emergerán de los rincones más recónditos del mundo interior. Ahora, más que nunca, viveka, la espada del discernimiento, es la gran aliada del guerrero espiritual.

 

Silencio Interior – Escuela

info@silenciointerior.net

 

Nota: recordamos que las diferentes entradas del presente Blog representan reflexiones sobre la metafísica Advaita. En ningún caso se trata de la propuesta de trabajo interno propuesto por nuestra Escuela. Para encontrar información al respecto sugerimos visitar nuestra página web, y en concreto el siguiente enlace http://www.silenciointerior.net/textos/

Gracias por tu atención

 

 

Sábado, 20/02/21   09:00 h.

Anatomía densa, I

La tradición del Yoga, en su explicación sobre los diferentes tipos de anatomía del hombre, expone que el ser humano se compone de cuatro cuerpos y cinco envolturas. Cada cuerpo se corresponde con un determinado estado de consciencia o dimensión, y cada envoltura con uno de los elementos.

Gracias a la observación inafectada que aparece durante la practica de la meditación es posible tomar consciencia de sthula saharira, el cuerpo material o denso, que se relaciona con el estado de jagrat o consciencia de vigilia, y con annamaya kosha, la envoltura densa, relacionada con el elemento Tierra.

En este nivel nos relacionamos con la materia. Los bienes materiales y la supervivencia son aquí los protagonistas junto a una energía proyectada hacia el exterior, a través de la cual el mundo aparece como real. De alguna manera, semejante realidad es nuestra creación. Creación inconsciente en muchos casos, pero creación a fin de cuentas.

Cada mañana creamos nuestro pequeño microcosmos dentro del inmenso macrocosmos que nos contiene. Objetos, personas, alimentación, cuidado corporal, etc. configuran esta singular dimensión por todos conocida a través de sus bien definidos parámetros. Sin embargo, cabe preguntarse si esto es la vida en su totalidad.

Es evidente que no. Existe una profundidad mayor que la mera supervivencia del cuerpo y su reproducción biológica. Para ello, el Yoga incluye en su exposición a los conocidos chakras o vórtices de energía. Así, dentro de la anatomía densa encontramos a muladhara, el centro instintivo y swadhistana, el centro sexual.

Resulta curioso observar cómo entre estos estrechos parámetros transcurre la existencia de muchos seres humanos, cuyas esencias están prácticamente muertas, aunque sus cuerpos continúen caminando, arrastrados por la inercia de la costumbre, mientras sus mentes permanecen ocupadas en ideales estériles o simples fantasías, fruto casi siempre de impresiones ajenas a su esencia.

A nivel superficial hay mucho ruido y poco silencio. Por ello es importante la práctica cotidiana de la meditación. Aunque en un determinado nivel de vibración se comprenda que todos formamos parte de una misma Unidad y que somos la misma consciencia, es conveniente evitar la disipación de la energía, siendo mejor emplearla en la autoconsciencia.

 

Silencio Interior – Escuela

info@silenciointerior.net

 

 

Nota: recordamos que las diferentes entradas del presente Blog representan reflexiones sobre la metafísica Advaita. En ningún caso se trata de la propuesta de trabajo interno propuesto por nuestra Escuela. Para encontrar información al respecto sugerimos visitar nuestra página web, y en concreto el siguiente enlace http://www.silenciointerior.net/textos/

Gracias por tu atención

 

 

Sábado, 13/02/21    09:00 h.

No es hacer, sino ser

El sendero del Espíritu se recorre a través de ser, no de hacer y tampoco de pensar. Estamos acostumbrados a la dimensión empírica donde para conseguir algo es preciso hacer. No es así como funciona la dimensión metafísica, sino al contrario: menos hacer, más ser.

De hecho, hacer algo para alcanzar la comprensión última es un extravío, un salirse de la recta y vacía senda que lleva directa hacia el Ser. El hacer, aunque sea “espiritual”, como los rituales o ceremonias, es algo que entra en el campo de la mente, el ego y la personalidad.

Por el contrario, dejar de hacer conecta con el núcleo de las infinitas posibilidades que la entrega a lo superior proporciona. La entrega a lo superior es la última etapa del buscador espiritual, previamente se encuentran la búsqueda y el compromiso.

Cuando cesa la «actividad espiritual”, el ego es sorprendido en su ilusoriedad y se comprende su inocua existencia. Es cierto que al dejar de hacer, de participar en el mundo, da la sensación de que algo muere. Para que una nueva comprensión nazca, algo conceptual ha de morir.

Se muere a un estado limitado por parámetros pragmáticos para nacer a una dimensión diferente por desconocida, pero que pronto se la reconoce como propia. Se ha llegado a casa. Ahora todo es diferente, aunque en el mundo exterior todo continúe igual: un océano de apariencias.

 

Silencio Interior – Escuela

info@silenciointerior.net

 

Nota: recordamos que las diferentes entradas del presente Blog representan reflexiones sobre la metafísica Advaita. En ningún caso se trata de la propuesta de trabajo interno propuesto por nuestra Escuela. Para encontrar información al respecto sugerimos visitar nuestra página web, y en concreto el siguiente enlace http://www.silenciointerior.net/textos/

Gracias por tu atención

 

 

Entradas anteriores:

Relatos sin importancia – 20/02/21

Más allá… – 06/02/21

Lo más asombroso del mundo – 30/01/21

La búsqueda espiritual en la India – 23/01/21

No saber – 16/01/21

La entrega – 09/01/21

Una respuesta brillante06/01/21  

Comprensión, lo único necesario – 02/01/21

Aviso a navegantes – 21/12/20

Autorrealización – 19/12/20

Saber envejecer – 12/12/20

Saber perdonarse – 05/12/20

Sobre los seres realizados – 28/11/20

El recuerdo de sí – 21/11/20

Vichara – auto-indagación – 14/11/20

Tres estados, tres preguntas – 07/11/20

Tres planos – 31/10/20

Pensamientos durante la meditación – 28/10/20

 

 

Recopilación de entradas anteriores

En abril del 2019 iniciamos un Blog con la idea de compartir reflexiones sobre Advaita Vedanta. Hoy, abril del 2020, cumple un año, por lo que hemos decidido compilar todas las entradas que durante este tiempo se han realizado, dando lugar al presente texto:

 

 

PDF HABLANDO ADVAITA

 

 

Reunámonos alrededor del fuego de la consciencia para mirarnos a los ojos

después de abrazarnos y compartir la vida que somos a través de la presencia en silencio.