HABLANDO ADVAITA – BLOG

 

Om Tryambakam Yajamahe Sugandhim Pushtivardhanam

Urvarukamiva Bandhanan Mrityor Mukshiya Maamritat.

_________

Invocamos a la consciencia que nutre a todos los seres

para que nos libere de la muerte alcanzando la inmortalidad,

conduciéndonos de lo irreal a lo Real y de la oscuridad a la luz.

 

                                                                                                                                               

Todos los sábados habrá nuevas entradas al Blog

Gracias por tu interés

 

 

Sábado, 20/04/24

La otra orilla

“No teníamos nada que hacer y nos ha dado tiempo a todo.”

Refrán popular

Una vez que se ha sintonizado con el Ser, no queda nada más por hacer, nada que buscar, ningún sitio a donde ir… hemos llegado a “la otra orilla”, hablando en términos alegóricos. Las técnicas han conseguido su propósito y por ello quedarán relegadas a un segundo plano por mostrarse innecesarias a partir de ahora.

Llegar a la otra orilla es sinónimo de plenitud, de reencuentro con el Sí mismo. Por eso, el sendero que lleva al Absoluto se lo considera un periplo, comienza y termina en el mismo punto. Es una circunferencia cerrada. Tal figura geométrica simboliza que, en realidad, no existe ningún tipo de camino; Eso siempre está, pero se lo ha olvidado.

¿Qué más se puede buscar cuando se ha hallado el origen, la causa primigenia, el principio real de la existencia; no de la realidad ilusoria creada a través de las proyecciones mentales, fruto de un ego arropado de aparente personalidad, sino de aquello que es Uno sin segundo, constante y permanente, y por ello también eterno e infinito.

 

Silencio Interior – Escuela

info@silenciointerior.net

 

 

 

Sábado, 13/04/24

Bruma del Conocimiento

Los límites y contornos de las formas se difuminan cuando se ven envueltos por la bruma del Conocimiento, alejando la densidad que busca aquella necesidad de certeza y concreción, fruto de la ignorancia.

En la niebla del Conocimiento, la razón y la lógica, características del pragmatismo, cesan de existir. El suelo sobre el que se fundamenta el saber científico deja de tener consistencia, y la mente se sumerge en indeseada masa gaseosa de incógnita. Es la nube del no saber, tan temida por el ego que siempre anhela concreción.

Cuanto menos se sabe, cuanto menos seguro se está de las formas, del mundo, de uno mismo, de las ideas y creencias, de la fe, de los dogmas impuestos por terceros… más cerca se está de la Verdad. Así, hasta que un día esa misma Verdad nos engulle, literalmente hablando, y cesamos de existir, aunque nuestros cuerpos continúen realizando sus funciones vitales con normalidad.

A partir de ese instante, el mundo entero -incluido el sí mismo- queda diluido en una aparente nada. Entonces es cuando sunya, el vacío, hace acto de presencia. Sin embargo, no es un vacío tal y como la mente imagina y el ego teme. No. Experimentamos cómo ese vacío es pleno, pues lo contiene todo y a todos. Algo que sólo es posible serlo.

 

info@silenciointerior.net

Silencio Interior – Escuela

 

 

 

Miércoles, 10/04/24

El eremita y el rey – Un cuento

En cierto reino, hace mucho tiempo, llegaron a oídos del rey rumores sobre un eremita sabio que vivía en una cueva, cuyas únicas posesiones eran un taparrabos y un cuenco. El rey decidió invitarle a vivir en su palacio, rodeado de la corte, y el eremita aceptó.

Una vez instalado en palacio, rápidamente se vistió con las mismas ropas que los demás cortesanos. En su primera noche aceptó de buen grado la cena que se hizo en su honor y al final de la misma ya coqueteaba con las cortesanas.

En menos de una semana, el eremita se adaptó de tal forma a la corte que parecía uno más entre los cortesanos. Comía, bebía y reía igual que todos. No había forma de distinguirle de los demás. Así las cosas, a las dos semanas el rey le dijo: 

– Veo que te has adaptado muy bien al lujo de la corte.

A lo que el eremita respondió:

– Majestad, me habéis invitado y he venido. Ahora, soy yo quien os invita a vivir conmigo.

 

info@silenciointerior.net

Silencio Interior – Escuela

 

 

Comentarios: Si deseas expresar algún comentario, puedes hacerlo en: info@silenciointerior.net  Si tu aportación resulta constructiva, la compartiremos con la comunidad de meditadores a través de posteriores entradas. De igual modo que si tu comentario requiriese de aclaración o simplemente mostraras tu desacuerdo con la reflexión.

En cualquier caso, recordamos que las entradas del Blog representan reflexiones sobre la metafísica Advaita. En ningún caso se trata de la propuesta de trabajo interno propuesto por nuestra Escuela. Para encontrar información al respecto, sugerimos visitar nuestra página web, y en concreto el siguiente enlace: http://www.silenciointerior.net/textos/

Si te interesa conocer el Radja, Jñana y Asparsha Yoga, así como la metafísica Advaita, consulta nuestra Aula Abierta

Gracias por tu atención

 

 

 

 

El resto de las entradas al Blog se encuentran recopiladas y disponibles en los siguientes textos:

En abril del 2019 iniciamos un Blog con la idea de compartir reflexiones sobre Advaita Vedanta. Hoy, abril del 2020, cumple un año, por lo que hemos decidido compilar todas las entradas que durante este tiempo se han realizado, dando lugar al presente texto:

 

 

PDF HABLANDO ADVAITA

____________________________________________________________________________________

 

Presentamos una nueva recolipación de todas las entradas realizadas al Blog durante su segundo año de vida, desde Abril de 2020 a 2021.

 

 

____________________________________________________________________________________

 

Mayo de 2022 trae la tercera recopilación anual de entradas al Blog que iniciamos en 2019 con el propósito de compartir reflexiones sobre el Advaita Vedanta

 

 

____________________________________________________________________________________

 

 

_____________________________________________________________________________________

        Shambhu me dijo…

 

Reunámonos alrededor del fuego invisible de la consciencia para mirarnos a los ojos

después de abrazarnos y compartir la vida que somos a través de la presencia en silencio.

 

 

La meditación es un modo de deconstrucción progresivo y sistemático de todo lo que creemos ser.

Nada tiene que ver con el bienestar físico o emocional, la felicidad o ser mejor persona.

Meditar es enfrentarse a la caída de la falsedad para ver más allá de las apariencias.

 

OMNIA VINCIT VERITAS