Sábado, 22/06/24

Samadhi

Contemplado desde lo Absoluto no existen el éxito ni el fracaso, el bien ni el mal, la luz ni la oscuridad, el vacío ni la plenitud… Como mucho, existe la consciencia que permite el darse cuenta de todo lo que sucede en el mundo empírico, pragmático, material y relativo. La consciencia hace de sutil puente entre la naturaleza metafísica de lo Absoluto y la materia de lo Relativo.

Y entre ambas, como una ilusión más, encontramos al ser humano y su psiquismo. Ente singular que sirve de eslabón entre el Cielo y la Tierra, entre lo visible y lo invisible. Rayo de creación que desciende desde lo más sutil a lo más denso. Acorde armónico, danza a través de los elementos, cuyas diferentes cualidades dan lugar al sueño del tiempo, el espacio y la causalidad.

Anterior a todo ello, pero a su vez conteniéndolo también a todo, se encuentra lo Absoluto, testigo inefable de la manifestación. Eso somos tú y yo, cuando el tú y el yo se han disuelto en el océano de la Conciencia pura a través del samadhi.

Samadhi, hermoso término para definir el tránsito “de lo irreal a lo Real, de la oscuridad a luz”, tal y como reza en el Brihandarayaka Upanishad. Disolución de la individualidad, delicado disolverse… dejar de ser para serlo todo.

 

Silencio Interior – Escuela

info@www.silenciointerior.net

 

 

Samadhi – 22/06