De entre los paisajes exteriores,

reflejo de la realidad del mundo,

y los interiores, proyección del individuo,

emerge un sutil estado de naturaleza inaprensible

que observa a ambos de manera inafectada.

 

 

 

 

 

 

 

 

Paisaje interior #09. Búsqueda

 

 

 

 

 

 

 

Paisaje interior #23. Quietud

 

 

 

 

 

 

 

Paisaje interior #32. Sombra

 

 

 

 

 

 

 

Paisaje interior #45. Disolución

 

 

 

 

 

Existen dos fechas importantes en la vida de un hombre:

El día que compra el barco de sus sueños y el día que lo vende.

 

 

 

 

Paisaje interior #32. Obscuridad

 

 

 

 

 

 

 

Todavía recuerdo a aquél anciano siempre sentado bajo el árbol enfrente del Estanco del Pozo de los Frailes. Nada hacía, excepto mirar a los conductores de los coches intentando compartir un secreto. Con el paso del tiempo dejé de verle. Más tarde, un hombre de edad madura ocupó su lugar. Al igual que su predecesor no hacía nada. Permanecía a la sombra del árbol mientras miraba la vida pasar preguntando sin palabras: ¿Dónde vas…? Nadie paraba, tal y como él hizo un día para preguntar al anciano ¿qué hacía allí? Quizás en la pregunta halló la respuesta y comprendió la inutilidad de un movimiento constante. Así heredó su lugar. Hoy el árbol está seco y no hay nadie bajo él. Mientras, los coches continúan su frenética carrera a ninguna parte. Igual que ayer, igual que siempre.

 

 

 

 

 

 

 

 

Paisaje interior #32. Claridad

 

 

 

 

Paisaje interior #32. Éter

 

 

 

 

 

 

 

Parque Natural de Cabo de Gata, Almería. Primavera, 2021

 

Cabo de Gata no es un lugar en el mundo, tampoco una proyección, es nasha boshi, un estado de el alma.

 

 

Colección completa disponible en el fotolibro «Nasha Boshi»

Ver Fotolibros

NASHA BOSHI – colección