Sentido de la fotografía

Cuando algo parece complicado es porque lo es, y tomar fotografías no puede serlo. Toda la complicación sobreviene cuando hay alguien que cree hacer la foto. Entonces aparece la mente con su fardo de conceptos cuyo fin es apuntalar un ego que supone que hace algo, cuando en realidad el acto fotográfico sucede. Tratar de hacer de la fotografía un acto meditativo carece de sentido cuando la acción, sea la que sea, brota del Corazón. Nadie hace fotos. Es el Absoluto lo que captura imágenes de Sí mismo a través de la cámara.

No existen fotos buenas o malas, tan solo existe la fotografía consciente o inconsciente. Aquellos seres conscientes de la Conciencia que tomaron fotos siguiendo el impulso natural que brotaba de su interior nunca hablaron demasiado y mucho menos teorizaron sobre la fotografía. Simplemente nos regalaron su visión consciente del mundo, ora exterior, ora interior, pero mundo a fin de cuentas. Tomar fotografías es capturar un instante de consciencia, un fragmento de vida para regalárselo a los demás. ¿Qué otro sentido puede tener?

22 de mayo, 2020

Sentido de la fotografía