Quizás sea más fácil y apropiado explicar aquelllo que “no” es meditación, aunque así se lo suponga de  manera generalizada. Así pues, diremos que meditación, en el sentido del Radja yoga, no es pensar o reflexionar sobre algo, aunque tal sea el significado que tal término tenga en castellano. Dice el Diccionario de la RAE:

Meditar: Pensar atenta y detenidamente sobre algo.

La meditación es un estado de ser que se encuentra más allá de la mente, lugar donde aparecen los pensamientos y las emociones. Un estado de conciencia pura sin contenido de ninguna clase. No es un estado de “mente en blanco”, ni tampoco se trata de “parar la mente”. Es el estado de ser que se encuentra anterior a la mente y que observa el movimiento y agitación de ésta. Es el estado de conciencia que se sabe ser y que se encuentra antes de los pensamientos y emociones.

 

cdg-10

 

Meditar tampoco es concentrarse, pues la concentración es un hacer, un acto de la voluntad, la focalización de la atención sobre un objeto. Muy por el contrario, la conexión con la consciencia de ser significa un estado de mente despierta, pero no enfocada. La contemplación de todo lo que está sucediendo. La meditación es pura contemplación sin tensión.

No puedes meditar, pero sí puedes estar en meditación.

No puedes estar en concentración, pero te puedes concentrar.

La concentración es humana, la meditación divina.

Meditación no es pensar sobre algo, sino vivir plenamente aquello que está sucediendo. La meditación es una vivencia existencial. No es más que la experiencia vital de cada día vivida plenamente. La meditación no es búsqueda, sino encuentro.

La meditación no es un método o una técnica. La meditación no es aprender algo, porque en la dimensión del ser nadie nos puede enseñar nada, ni siquiera el maestro. Meditar es más bien desaprender, trascender nuestro intelecto y dejar a un lado nuestras posesiones y apegos que tanto le gustan al ego y a la mente, y establecerse en el sí-mismo, en la sensación de ser para, desde ese estado íntimo y nuclear vivir la vida con la plenitud que se merece.

Gracias por tu atención

cdg-09