Poesía visual

El espacio está siempre vacío, pero contiene la luz que ilumina a los seres, los objetos, la acción… Mientras que la consciencia se da cuenta. En el mundo hay demasiado ruido y no sólo sonoro, también visual. Hay demasiados objetos y suceden demasiadas cosas como para intentar aprehenderlo todo. Por eso es necesario centrarse en lo imprescindible. Sintetizar lo esencial.

Captar el misterio, oculto tras el silencio de las cosas, permite percibir esa otra dimensión que se puede denominar espiritual que nos contiene y que somos. A veces, también la aparente escasez de luz permite descubrir el espacio vacío donde se intuye al Absoluto. Entonces el lenguaje visual cobra tintes de poesía. La poesía nos habla de aquello que no se puede expresar.

La fotografía, en tanto que lenguaje visual, tiene su vocabulario, gramática, semántica, narrativa, prosa, y por supuesto poesía.

 

Poesía visual