Pregunta: Dentro del ámbito del Yoga o más bien desde un punto de vista espiritual ¿cuál es el aprendizaje y nuestra labor en este momento? Hay muchos días en que, con todos estos acontecimientos, me disperso mucho y no encuentro la parte espiritual sobre la evolución del ser humano.

Respuesta: Dentro del marco de la búsqueda espiritual, el aprendizaje es el mismo que con cualquier otra situación dada: la observación ecuánime de todo lo que sucede. Obervar de forma ecuánime no es sinónimo de indiferencia, tal y como explicamos en nuestro texto: «Silencio Interior – Ensayo sobre meditación» (http://www.silenciointerior.net/textos/). Tal observación debe estar convenientemente direccionada hacia el despertar del observador o sakshi, la consciencia testigo.

Fruto de tal observación inafectada surgirá viveka, el discernimiento entre lo verdadero y lo falso. Tal discriminación es fundamental a la hora de relacionarnos con los acontecimientos -sean los que sean-, pues generará una actitud correcta y en armonía con lo sucedido, consecuencia de la comprensión nacida en el origen, más allá de los pensamientos, emociones, sensaciones y, por supuesto, el ego y la personalidad.

Es fácil dejarse arrastrar por la vorágine de impresiones que a diario se reciben del mundo exterior y las consecuentes reacciones que surgen del interior. De ahí nace la necesidad de volver a la fuente a través de una práctica de meditación cotidiana y convenientemente direccionada hacia el autoconocimiento, en vez de a un simple bienestar mental o emocional. La práctica es fundamental pues sin semejante centramiento diario el extravío en el bosque de lo cotidiano es prácticamente inevitable.

Desde luego, no es fácil, pero sí posible y te animo a ello. Poco a poco sobrevendrá la comprensión de la auténtica y común naturaleza. Y con tal comprensión la respuesta será espontánea y natural, y por supuesto sin miedo alguno. En el sendero de autoconocimiento no se trata de aprender algo, sino más bien de comprender quienes y qué somos en realidad, en vez de la falaz ficción del personaje creado a lo largo de los años.

Lo principal es saber que no se trata de algo a conseguir, sino más bien de algo descubrir. La espiritualidad no es otra cosa que el re-descubrimiento de nuestra naturaleza espiritual. Algo que ya eres, pero lo has olvidado en medio de la vorágine cotidiana. Continúa meditando y los resultados sobrevendrán solos. Procura que sea una práctica esencial, evitando que se convierta en algo mental, ya que de algo mental sólo puede sobrevenir un resultado mental, nunca la conexión con lo Real.

Gracias por tu interés.

Nota: recordamos que las diferentes entradas del presente Blog representan reflexiones sobre la metafísica Advaita. En ningún caso se trata de la propuesta de trabajo interno propuesto por nuestra Escuela. Para encontrar información al respecto sugerimos visitar nuestra página web, y en concreto el siguiente enlace http://www.silenciointerior.net/textos/

Gracias por tu atención

Necesidad de la práctica