Gracias a una práctica progresiva y sistemática de los diferentes tipos de yoga, cuerpo, mente y espíritu  quedan integrados, equilibrados y armonizados, creando un eje, la consciencia de ser, el contacto directo con el sí mismo o  Atman  desde el cual vivir la vida con la intensidad y plenitud que merece.

 

cdg-03