Sábado, 27/02/21   09:00 h.

Anatomía sutil, II

Mientras que en la anatomía densa la pregunta que el ego suele plantear es: «¿Por qué a mí?», en el nivel donde la anatomía sutil aparece, la pregunta es de carácter esencial: «¿Para qué? ¿Qué sentido tiene esto que me sucede? ¿Qué he de aprender con esta experiencia?».

Sin duda que la profundidad alcanzada en sukshma saharira, el cuerpo sutil, es mayor. De ahí que aparezca un planteamiento diferente, ya que el nivel de frecuencia vibratoria y consecuente comprensión es otro, aunque todavía resulte insuficiente.

A primera vista shuksma saharira puede parecer más evolucionado, y de hecho lo es. Sin embargo, en tanto que buscadores espirituales no es el final del camino, aunque sí un peldaño fundamental por el que es necesario transitar.

Sukshma saharira, se compone de tres envolturas: pranamaya, manomaya y vignanamaya koshas; envolturas de prana o energía, la envoltura mental, donde habitan los pensamientos y emociones, y finalmente la envoltura psíquica, donde se encuentra ahamkara, el ego o percepción de «yo».

Estas tres envolturas constituyen lo que en Occidente se conoce como cuerpo astral o sutil. En este cuerpo interactuan los chakras: manipura, anahata y vishuddi, creando el sentimiento. Sabido es que un sentimiento se compone de la interrelación entre una sensación física (centro motor), una emoción (centro emocional) y un pensamiento (centro intelectual).

Del mismo modo que en el cuerpo denso la atención se proyectaba hacia el mundo exterior, en el cuerpo sutil la atención se dirige hacia el mundo interior. Ambos mundos, exterior e interior, son ilusorios, por mucho que al ego le guste creer lo contrario.

Suponer que se ha avanzado en la experiencia espiritual porque se tenga consciencia del mundo interior es una suposición tan falaz como habitual. Desde luego que no es así, pero al ego le gusta creerse ser lo que no es. Por este motivo, es imprescindible continuar profundizando en la investigación.

Sukshma saharira, se corresponde con swapna, el estado de consciencia con el que se entra en el nivel subconsciente. Es hermoso observar cómo los diferentes cuerpos están directamente relacionados con los diferentes estados de consciencia o dimensiones.

En el nivel del subconsciente se encuentra una inmensa capacidad creativa. También es el gran almacén donde permanecen guardadas todas las impresiones latentes o samskaras en forma de recuerdos, los cuales pueden verse convertidos en traumas y bloqueos.

Transitar por la ciénaga del subconsciente requiere el valor de un guerrero. Grandes tesoros nos aguardan, pero también grandes peligros. Entre todos ellos, el principal es el del extravío. Deseos y aversiones emergerán de los rincones más recónditos del mundo interior. Ahora, más que nunca, viveka, la espada del discernimiento, es la gran aliada del guerrero espiritual.

 

Silencio Interior – Escuela

info@silenciointerior.net

 

Nota: recordamos que las diferentes entradas del presente Blog representan reflexiones sobre la metafísica Advaita. En ningún caso se trata de la propuesta de trabajo interno propuesto por nuestra Escuela. Para encontrar información al respecto sugerimos visitar nuestra página web, y en concreto el siguiente enlace http://www.silenciointerior.net/textos/

Gracias por tu atención

Anatomía sutil II – 27/02/21