Sábado, 13/03/21   09:00 h

Anatomía supra-causal, y IV

Aquello que se encuentra más allá de nuestra comprensión habitual es lo que forma parte de este tipo de anatomía, la cual nada tiene que ver con los mundos exterior o interior. Tampoco con el subconsciente o las imágenes oníricas que de él emergen. Incluso, trasciende la inconsciencia que emerge del estado de sushupti, el sueño sin ensueños.

Al estado de consciencia que emerge en el cuerpo supra-causal o maha karana, se lo denomina turiya, que significa: el cuarto estado. Semejante estado no está reconocido por Occidente, sólo por algunas tradiciones ancestrales de Oriente.

Desde el estado de turiya se contempla el mundo con la mirada del Absoluto, por eso se lo percibe como si de un sueño se tratara. Se trata de algo inmenso e indefinible que observa a través de nosotros. Turiya no tiene nada que ver con el jiva, el yo individual. Y mucho menos con la mente, que en su necesidad de etiquetar cataloga al Absoluto como Brahman o Dios.

Contemplado desde el estado de jagrat o vigilia, tanto el mundo interior como el exterior son reales y están sometidos a las diferentes leyes que los configuran, siendo poco menos que imposible escapar a ellas. Sin embargo a turiya se lo concibe como una utopía. Por el contrario, contemplado desde el «cuarto estado»,  la naturaleza ilusoria del mundo es una evidencia.

En turiya todas las envolturas han sido trascendidas. Aquí tan solo existe la comprensión por experiencia directa de un estado que va más allá de la realidad cotidiana donde habitualmente el individuo vive en un estado de fascinación, hipnotizado por maya, la ilusión primordial.

El chakra que correspondiente con este cuerpo es sahasrara. Semejante chakra se localiza en el exterior del cuerpo físico, a unos 30 cm. por encima de la cabeza y no se lo considera propiamente un chakra como tal, siendo su ubicación una alegoría de la necesaria trascendencia de todos los cuerpos, envolturas, chakras y estados de consciencia.

Maha karana, el cuerpo supra causal no es de este mundo, tal y como se lo entienden en el habitual estado de vigilia, jagrat. Maha karana y el estado de turiya no pertenecen a la dimensión pragmática, sino a la metafísica. Sin embargo, es preciso disponer de los otros tres cuerpos: denso, sutil y causal, para experimentar a maha karana y el estado de turiya.

 

Silencio Interior – Escuela

info@silenciointerior.net

Nota: para mayor información sobre los diferentes cuerpos, envolturas, chakras y estados de consciencia que componen nuestra naturaleza, sugerimos la lectura de nuestro tratado sobre la postura de meditación «Kevala Kumbhaka – entre el todo y la nada».   http://www.silenciointerior.net/textos/

 

Nota: recordamos que las diferentes entradas del presente Blog representan reflexiones sobre la metafísica Advaita. En ningún caso se trata de la propuesta de trabajo interno propuesto por nuestra Escuela. Para encontrar información al respecto sugerimos visitar nuestra página web, y en concreto el siguiente enlace http://www.silenciointerior.net/textos/

Gracias por tu atención

Anatomía supra-causal – 13/03/21