Anatomía causal, III

¿Qué otro estado que no sea la aparente inconsciencia puede ser causa y origen de todo? El retorno al origen, a la fuente que se da en el estado de sueño sin ensueños, sushupti, es donde la anatomía causal aparece en todo su no-esplendor.

En la anatomía causal tan solo hay una envoltura: anandamaya kosha, envoltura de felicidad. ¿Quiere esto decir que se ha llegado al final del sendero? En absoluto. Indica que se está en la envoltura de anandade felicidad, la cual es también necesario trascender. ¿Por qué?

En la envoltura de felicidad aún existe el jiva, la consciencia individual. La cual indica que todavía no se ha disuelto en la Conciencia pura, universal. Aún continúa existiendo “alguien” que desea ser feliz. Todavía no se es felicidad en estado puro y por lo tanto impersonal.

El chakra que se corresponde con la anatomía causal es ajna, el centro intuitivo, así como bindu, el cual aunque propiamente no sea un chakra, está considerado como una especie de escotilla que conecta al hombre con el Universo. A bindu también se lo relaciona con karana saharira, el cuerpo causal.

Karana saharira es donde aparece la consciencia testigo, el observador inafectado, denominado por la tradición del Yoga como sakshi, la consciencia testigo. Quizás sea este el nivel más elevado al que el ser humano pueda accederde manera volitiva.

A raíz de este punto, cualquier suerte de progreso simplemente sucede; más allá de nuestra voluntad, intención e individualidad.

 

Silencio Interior – Escuela

info@silenciointerior.net

 

 

Nota: recordamos que las diferentes entradas del presente Blog representan reflexiones sobre la metafísica Advaita. En ningún caso se trata de la propuesta de trabajo interno propuesto por nuestra Escuela. Para encontrar información al respecto sugerimos visitar nuestra página web, y en concreto el siguiente enlace http://www.silenciointerior.net/textos/

Gracias por tu atención

 

Anatomía causal – 06/03/21